sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Inicio

 
 
 
 

Cálculo de calefacción

Como hemos mencionado en nuestro sitio una infinidad de veces, elegir un buen sistema de calefacción no es nada sencillo, al menos no lo es si no se cuentan con los conocimientos necesarios para realizar esta tarea. Muchos se preguntan cuáles son los factores que se deben tener en cuenta a la hora de optar por un calefactor u otro, la respuesta es tan extensa que podríamos escribir más de 5 artículos al respecto.

 

Y aunque nos resulte difícil enumerar a todas ellas, ya que siempre nos olvidaremos de alguna, existe un factor que es fundamental cuando de comprar una estufa se trata; nos referimos al cálculo de calefacción.

Para saber si nuestras necesidades de climatización estarán complacidas, tenemos entonces que delimitar las dimensiones de la dependencia y así calcular la potencia o frigorías que un climatizador debe tener para cubrir los requerimientos.

Como se elige un sistema de calefacción adecuado para cada necesidad

esquema de calculo de calefaccionComo dijimos antes, un buen cálculo de calefacción es el que determinará la comodidad que tengamos durante el invierno en nuestra casa; para llevar a cabo esta tarea primero debemos calcular el espacio que deseamos climatizar. Conociendo los metros cuadrados y haciendo un cálculo muy simple hallaremos las características necesarias del sistema que más nos interesa para la estancia; existe una fórmula, ésta es la más empleada por aquellos que desean instalar un aire acondicionado con bomba de calor. Los sistemas de climatización por aire acondicionado son los más demandados en el mercado, esto se debe a su excelente eficiencia a la hora de proporcionar los resultados deseados y a que pueden brindarnos dos aplicaciones en un mismo artefacto. Pero elegir el correcto no es tarea sencilla, y es que el mercado nos ha poblado de infinidad de modelos destinados a estancias específicas; existen dos formas para conseguir que el cálculo de calefacción hecho previamente esté asegurado y mantener así la temperatura que nosotros deseamos. Una de ellas es la manera tradicional, seleccionando un artefacto que trabaje con “picos de potencia”, los mismos emplean el 100% de su potencia para alcanzar la temperatura programada y cuando, la tarea se cumple, la potencia se corta hasta que el sistema detecte que la temperatura ha bajado, cuando esto ocurre, los picos de potencia vuelven a hacerse presente. El sistema inverter es la otra posibilidad, éste no “corta” nunca la corriente y oscila de forma constante sobre la temperatura programada; se consigue ahorrar hasta un 30% de energía y se amortiza su costoso precio al cabo de tres años.

Se calcula 100 calorías por metro cuadrado, para comprender un poco mejor el trabajo que estamos haciendo, decimos que las calorías hacen referencia a la potencia del equipo; para hacer el cálculo de calefacción, cuando sepamos cuál es el tamaño de la estancia, solo tendremos que multiplicar por 100, por ejemplo, para una habitación de 20 metros cuadrados se necesitan 2,000 calorías de potencia. De todas formas esta fórmula cuenta con excepciones, es que algunos lugares están expuestos a zonas de constantes bajas temperaturas lo que implica un aumento en la potencia, de lo contrario, el sistema de calefacción sería ineficiente; aquí la regla se modifica y se agregan 50 calorías más al cálculo de calefacción inicial.

Dimensiones y relación con las calorías

calculo de calefaccionEl cálculo de calefacción es vital, varias veces hemos visto a las personas adentrarse a las tiendas de electrodomésticos y comprar una estufa sin preguntar las fuentes de energía que necesitan para funcionar ni tampoco para qué zonas o áreas están destinadas. Este error puede costarnos muy caro, en dinero como en confort; las estufas eléctricas halógenas están destinadas a climatizar pequeñas habitaciones, conocidas también como “individuales” así que si la situamos en grandes salones, las necesidades de calefacción seguirán siendo las mismas. Para los amplios espacios se recomienda estufas o calderas a gas; los acumuladores son otra buena opción: los estáticos están indicados para pequeñas dependencias con necesidades permanentes de climatización y en las que no se desea controlar la temperatura. Mientras que el cálculo de calefacción señala que los acumuladores dinámicos son recomendables para espacios grandes en donde se desee regular la temperatura.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }