sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Calderas

Inicio

 
 
 
 

Calderas de gasoil/gasóleo:
Cuando no contamos con otra fuente de energía

Las calderas pueden funcionar a base de diversos combustibles o fuentes energéticas; actualmente la energía solar abastece a muchas de ellas a través de los paneles fotovoltaicos, y aunque es cierto que los rayos emanados por el sol nos brindarán una alternativa eficiente para suplantar a los combustibles fósiles, desplazar a ciertos objetos es todavía una acción muy complicada.

 
Esto ocurre con las calderas de gasóleo, seguramente, si acudimos a una tienda de artículos para el hogar nos toparemos con varias de ellas; esto se debe a que el gasóleo constituye una solución ideal para cubrir las necesidades de calefacción, como de agua caliente sanitaria, en departamentos, viviendas unifamiliares, locales industriales o instalaciones deportivas. A diferencia de otro tipo de energías que son inflamables a cualquier temperatura, las calderas de gasóleo funcionan a temperaturas mayores a los 60ºC sin correr riesgos de explosiones; esto demuestra su confiabilidad, además no necesita de medidas de seguridad o prevención que puedan encarecer el costo de la instalación.

El uso continuado del gasoil en la calefacción permite la conservación y protección de la caldera, reduciendo al mismo tiempo las revisiones y los costos de mantenimiento que pueda necesitar; entre las características principales de las calderas de gasoil podemos señalar: un alto rendimiento en su combustión, posee excelentes propiedades anticorrosivos y bactericidas, mejora el comportamiento en frío y carece de olor a gasóleo lo que garantiza nuestra comodidad.

Ventajas comparativas que presentan las calderas a gasóleo

caldera a gasoleoAdquirir una caldera de gasoil nos brinda muchos beneficios que seguramente no imaginamos; aunque es cierto que este tipo de artefacto data desde hace años, los fabricantes actuales “reciclaron” los modelos tornándolos mucho más útiles y con más aplicaciones. La caldera de gasóleo es mucho más beneficiosa que el resto de las calderas debido a que este combustible mejora su funcionamiento, aumenta el tiempo de vida útil de todo el sistema reduciendo los gastos en revisiones y mantenimiento.

De esta forma el sistema de calefacción consume un 10% menos de combustible; con el gasóleo nos aseguramos una adecuada protección del tanque de almacenamiento contra la proliferación de bacterias mejorando al mismo tiempo la calidad de aire, utilizando este equipo, disminuye la emisión de gases y partículas durante el proceso de combustión. Para ser un poco más explícitos decimos que el ahorro que se puede conseguir al instalar un sistema de calefacción a gasóleo es mucho mayor; primeramente porque el costo de la reforma de la instalación es menor; las exigencias de seguridad que debemos cumplir cuando instalamos calderas a gas natural son muchas (sistemas de detección de gas, ventilación forzada, sistemas eléctricos anti-deflagrantes, etc.) en cambio con las calderas de gasóleo no debemos preocuparnos por ninguna legislación. La libertad de precio es otra característica a destacar, es que el gasóleo es el único combustible que está a régimen de mercado libre y por ende contamos con la posibilidad de comparar distintos precios sin tener que aceptar uno ya impuesto.

caldera a gasoilTambién debemos destacar que las empresas de otro tipo de energía para calefacción nos cobran una serie de costos fijos en concepto de alquiler de contador que deben pagarse incluso si no utilizamos la calefacción; como hemos mencionado previamente, los gastos de mantenimiento se reducen ya que, al contrario del gas natural, no debemos realizar exhaustivas revisiones de seguridad. Por último afirmamos que las modernas técnicas de combustión que poseen estos aparatos han conseguido que su rendimiento sea casi del 100% por ende esto se traduce en un ahorro de combustible. Los sistemas de calefacción de gasóleo son los más utilizados en casi toda Europa; en España son mayormente utilizados en los departamentos o en las viviendas unifamiliares, proporcionan calor y bienestar a un costo muy reducido. Las calderas de gasoil incorporan las más modernas tecnologías, entre ellas, termostatos electrónicos que nos permiten regular la temperatura de acuerdo a las variaciones climáticas. También podemos encontrar programadores de sistemas y horarios que nos ayudan a tener un control mucho más personalizado; si decidimos optar por un sistema centralizado, conseguiremos mejorar el balance térmico de todo el edificio. Por otra parte contamos con modelos que permiten un control individualizado de consumo aunque la instalación sea de tipo centralizada; todas estas ventajas son desconocidas por muchos de nosotros, por eso a la hora de elegir una caldera es necesario que nos informemos sobre todas sus cualidades.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }