sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Calderas

Inicio

 
 
 
 

Servicio técnico de calderas

Los meses más fríos del año son los que hacen que echemos un vistazo a la condición de nuestros calefactores, es que es en esta época del año cuanto más los necesitamos si queremos lograr el máximo confort. Seguramente, muchos de nosotros no somos expertos en climatización y por ende necesitamos recurrir a un servicio técnico de calderas que nos pueda orientar en varios “asuntos”; estos profesionales son los que nos guiarán en cuanto al arreglo y mantenimiento de los climatizadores.

 
Es necesario revisar las calderas antes de encenderla para evitar posibles accidentes, si no estamos seguros de contar con el conocimiento suficiente debemos dejar que un profesional nos asista; el servicio técnico de calderas afirma que es recomendable realizar un control del sistema al menos, una vez al año, podemos realizar esta tarea nosotros mismos o llevar los artefactos a la empresa que lo ha instalado para una mayor seguridad.

servicio tecnicoCualquier tipo de anomalía que observemos en su funcionamiento, debe ser comunicada a la compañía de gas o a la marca de la caldera, de lo contrario pueden producirse explosiones o contaminación del aire lo cual afectaría nocivamente nuestra salud. La caldera es el corazón de la instalación de calefacción en las dependencias, si esta no funciona como corresponde, entonces el agua que viaja a través de las tuberías de los radiadores no cumplirá su cometido: climatizar, lo que implicará una insuficiencia en las necesidades de calefacción y una gran pérdida de dinero. De acuerdo a lo señalado por el servicio técnico de calderas, los problemas que estos equipos pueden presentar son de dos tipos: los técnicos o los menores; el primer caso hace alusión a las fugas, roturas o averías, mientras que los daños menores son aquellos que se producen por malas conexiones o suciedad acumulada, por ejemplo.

Cuando la caldera se encuentra sucia lo notaremos al instante porque ésta tardará más minutos en encender y en calentar el hogar, cuando esto sucede, utilizando agua y jabón podemos comprobar si el inconveniente se origina justamente por una mala higiene o por alguna fuga de gas. Pulverizaremos el líquido sobre las tuberías y estaremos atentos al efecto; si notamos burbujas, entonces existe una fuga que sólo un experto en servicio técnico de calderas puede resolver. Si no ocurre nada, entonces el equipo está sucio y procederemos a limpiarlo; nos ayudaremos con un paño para eliminar todo aquello que obstaculice la respiración; si en nuestra labor nos encontramos con piezas desgastadas, intentaremos sustituirlas, siempre y cuando sepamos cómo hacerlo.

Mantenimiento de una caldera

Hemos mencionado los problemas más frecuentes que pueden presentar estos calefactores, pero el servicio técnico de calderas no sólo se encarga de “reparar” sino también de “mantener”; cuando contratamos el servicio de mantenimiento se incluyen diversas tareas. Una de ellas es revisar todos los tubos que recorren la instalación comprobando que no pierdan agua; también se purgaran los radiadores, es decir, se extraerá el aire que haya acumulado dentro del aparato abriendo la llave de cada calefactor mientras sostenemos un vaso debajo de ella; oiremos salir el aire y posteriormente caerá agua en el recipiente.

service calderasEl profesional de servicio técnico de calderas procederá a revisar las juntas de puertas, los registros, las cajas de humos y el estado de los quemadores. Con respecto a este último, se llevarán a cabo algunas tareas en particular: se limpiarán sus boquillas, su fotorresistencia, los electrodos de encendido y sus filtros. El mantenimiento de los sistemas de calefacción para prevenir averías es muy importante, aunque los calefactores se controlan una vez al año, es importante contratar un técnico, una vez cada 5 años, que haga una limpieza completa de todo el aparato y para que nos aconseje sobre cómo cuidarlo. Dentro de los consejos más útiles brindados por los técnicos especialistas mencionamos: mantener la temperatura del hogar entre los 21ºC y 22ºC durante el día y entre los 16ºC y 17ºC por las noches; pintar los tubos del circuito para mantenerlos en buen estado siempre usando pinturas resistentes al calor, no cubrir los radiadores de lo contrario perderemos energía calorífica. Debemos dejar libres las rejillas de ventilación y si no vamos a utilizar la caldera durante un largo período, mantendremos la llave de gas cerrada.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }