sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Acumuladores de calor

Bombas de calor

Inicio

 
 
 
 

El Calor

 
Existen diversas definiciones para la palabra calor, las más técnicas, la que nos brinda la física. Energía en tránsito o la que conocemos más vulgarmente: una forma de energía que se relaciona con el movimiento de moléculas y átomos junto con otras partículas que conforman la materia. Pero lo fundamental del calor para los científicos es saber cómo se genera, la respuesta tomó su tiempo hasta que se llegó a la conclusión de que el mismo puede ser generado por reacciones químicas, tales como la combustión, por reacciones nucleares, por disipación electromagnética, etc.
calor
Las llamas son una fuente de calor
alimentadas por combustibles

¿Por qué es importante saber cómo se genera el calor?, lo es ya que debido al descubrimiento de su origen se pueden encontrar hoy distintos sistemas de calefacción que nos permite soportar las bajas temperaturas. La generación de calor puede asociarse siempre con los distintos sistemas de calefacción, no nos olvidemos que dichos sistemas representan más del 60% del consumo energético total de una vivienda, este gasto puede bajarse siempre y cuando se instale el sistema más adecuado para cada casa. Los sistemas de calefacción son el resultado de los inviernos cada vez más crudos en todas las regiones del planeta, los mismos han obligado a muchos hogares, sin importa sus dimensiones, a adquirir alguno de estos sistemas para no carecer de calor. En países Europeos como España, un millón de casas cuentan con calefacción colectiva y más de tres millones poseen un sistema individual que puede funcionar tanto a gas natural, como con electricidad. Estos equipos son los más comercializados debido al bajo costo energético y por consiguiente de consumo.

Consideraciones generales

Brindar calor en un hogar no es tarea fácil, es por eso que existe un sistema de calefacción diseñado para cada hogar, elegir el adecuado es una tarea que requiere un arduo estudio de las características del lugar en el que habitamos, del costo que estamos dispuestos a pagar y del tipo de clima del lugar en donde residimos; el mercado posee una gama interminable de modelos, es por esto que siempre encontraremos un sistema para todas nuestras necesidades. La energía mayormente utilizada en la mayor parte de Latinoamérica para obtener una agradable sensación de calor es el gas natural, luego sigue la energía eléctrica pero como ésta es algo más costosa su demanda fue decreciendo con el correr de los años. Dentro de la oferta y demanda de los sistemas de calefacción, encontramos los acumuladores de calor, estos son aparatos que tienen un aspecto similar a las tradicionales estufas o radiadores, su función es consumir energía eléctrica para poder así producir y almacenar calor durante la noche. El beneficio que obtenemos aquí es el aprovechamiento de la tarifa nocturna (ésta es un 50% más barata que la diurna). Los acumuladores liberan el calor durante el transcurso del día, a medida que lo necesitemos. Dentro del rubro de acumuladores de calor, podemos distinguir dos tipos de aparatos: los dinámicos y los estáticos. La regulación de carga de los primeros es mucho mejor y es por esto que su instalación resulta más recomendable en espacios amplios y en dependencias en las que deseamos regular la temperatura más detalladamente. Mientras que los estáticos son más aconsejables para habitaciones pequeñas que necesitan recibir calor permanentemente. Además de los acumuladores de calor, también contamos con la calefacción radial, la misma se basa en un sistema de transmisión de calor un poco más natural.

sistema de calor
Los hogares a leños o electricos proporcionan una fuente constante
de calor ambiental

Está formada por una estructura de tuberías que se coloca bajo el suelo que contienen agua caliente, como resultado obtenemos una superficie con mayor calor pero nuestro cuerpo no llega a sentir ni frío ni calor ya que se mantiene a una temperatura natural que no supera los 35° C. Este sistema puede integrarse en el suelo, paredes o techos. Las bombas de calor son otra alternativa eficiente a la hora de combatir el invierno, son similares a los aires acondicionados ya que nos permite disfrutar de una excelente temperatura durante todo el año: aire fresco en invierno y calefacción en verano. Esta alternativa que posee frio/ calor hace que este sistema sea el ideal para las zonas cálidas o templadas: para obtener el adecuado funcionamiento y rendimiento es necesario hacer el correspondiente cálculo de frigorías y calorías necesarias. Esto se hace calculando los metros cúbicos de la dependencia a climatizar, se deben tener en cuenta los grandes ventanales por los cuales se filtran los rayos del sol ya que hacen que la temperatura se eleve mucho más y el nivel de calor a contrarrestar sea mayor. También debe tenerse en cuenta de la ubicación de la dependencia, no es lo mismo una habitación que esté permanente expuesta al Sol, que una que se encuentre en planta baja.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }