sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Radiadores

Inicio

 
 
 
 

Sistemas de calefacción por radiador

Como sabemos la calefacción por radiador es uno de los sistemas más empleados por los países europeos esto se debe a que es un método de calefacción simple, de bajo costo y alto rendimiento; pero existió siempre un inconveniente que ha puesto en duda su elección en algunos usuarios: su confiabilidad y diseño.

 
De acuerdo a varios “fanáticos” de la decoración, los radiadores, al menos los viejos, no son precisamente muy agradable a la vista y por eso se opta por los sistemas de aire acondicionado de tipo "art cool" que combina con las inmediaciones del hogar y ofrece un sistema de climatización eficiente. Pero actualmente podemos la calefacción por radiador ha incorporado el concepto “diseño” a sus modelos; esta opción para hacer frente a las bajas temperaturas cuenta con un diseño exterior muy pocas veces visto en un climatizador.

calefaccion por radiadorAunque una caldeara quedara relegada a un armario en la terraza, sus radiadores son visibles y deben, de alguna forma, otorgar estilo a la dependencia; actualmente, la calefacción por radiador aporta una función ornamental agregada.

La firma suiza Puntal ha logrado hacer el sueño de los “amantes de la decoración” realidad ya que ha creado aparatos de emisión de calor verdaderamente sugerentes; sus modelos pueden comprarse en 84 colores y sus dimensiones arquitectónicas se adecuan perfectamente a cada lugar de la vivienda. Uno de los modelos más comercializados es el conocido como “Velum” el cual posee una estructura alargada y ondulada, perfecta para inmediaciones rústicas; también podemos optar por las versiones extraplanas de fina selección, estos modelos minimalistas tienen una superficie lisa que se integra a los espacios a la perfección.

Características de los radiadores

Para aquellos que solo podemos elegir un sistema de calefacción por radiador tradicional, señalamos que la elección de estos equipos no es nada sencilla; en caso de contar con una vivienda amplia y nos damos cuenta de que con un radiador no podemos satisfacer las demandas de calor pertinentes entonces debemos realizar un pequeño trabajo de análisis.

Elegir el modelo de radiador más adecuado dependerá tanto de las necesidades como de los gustos de cada uno de nosotros, también, influirá el sistema que se haya instalado previamente en el hogar y, por supuesto, del precio que estemos dispuestos a pagar. Entre los modelos de sistemas de calefacción por radiador podemos optar principalmente por tres: con módulos, de frente liso y con paneles. Los primeros son muy similares a los acordeones, años atrás se fabricaban en hierro fundido pero actualmente se construyen enteramente en acero lo cual los torna en artefactos más ligeros y con una mejor transmisión de calor. Los de frente liso son los más indicados para aquellas personas que sufren alergias ya que al no poseer aletas de convección no acumulan polvo en las acanaladuras; por último tenemos los radiadores con paneles, estos últimos son huecos y es por allí donde circula el agua caliente.

 

radiadorInstalación y purgación

Instalar un sistema de calefacción por radiador es una tarea sencilla pero que requiere de mucha atención, para llevar a cabo este procedimiento es necesario contar con: tubo de cobre, empalme para los mismos, cinta de teflón, tacos, tornillos, taladro, reglas, destornillador, corta tubos, lima, soplete, soportes para el radiador y decapante para soldadura. Lo primero que se debe hacer es vaciar el agua de todo el circuito de calefacción y luego purgar el radiador; a continuación, marcaremos el eje de fijación de los soportes en donde vayamos a realizar la instalación. Taladraremos los orificios en la pared, meteremos los tacos y atornillaremos los soportes, en caso de que la válvula del radiador no esté montada debemos atornillar los grifos de entrada y salida. Cuando el sistema de calefacción por radiador produce ruidos desagradables, esto es señal de que algo no marcha bien, para solucionar el inconveniente debemos proceder a su purgación, es decir eliminar el aire que posee en su interior.

Abriremos la válvula del radiador con una llave de cuatro lados, la mantendremos abierta hasta que salga el agua (la cual saldrá sucia al principio) y luego la cerraremos; hoy en día los modelos de radiadores cuentan con purgadores automáticos que eliminan el aire del artefacto por sí solos por ende no tendremos trabajo.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }