sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Servicios

Inicio

 
 
 
 

Mantenimiento de calderas

Las calderas son calefactores muy utilizados por todos nosotros para conseguir una eficiente climatización en nuestros hogares, pero para poder conservarlos a un gran nivel y disfrutar de su alto rendimiento es necesario llevar a cabo tareas de reparación y mantenimiento.

Dependiendo del modelo de artefacto, el mantenimiento de caldera puede ser muy complejo o incluso sencillo; por ejemplo, arreglar averías en calderas industriales, para aquellos que no cuentan con los conocimientos necesarios puede resultar tedioso o hasta imposible de realizar, es allí en donde debemos acudir con un técnico especializado. En cambio, el mantenimiento de calderas hogareñas es mucho más simple, debido a que todas ellas poseen un funcionamiento básico, entendible y sus componentes pueden manipularse sin necesidad de herramientas especiales.

Guía para arreglar una caldera casera

mantenimiento de calderasComo mencionamos previamente, el mantenimiento de una caldera clásica, es decir, de hogar, no es nada complicado, pero antes de comenzar con este trabajo será necesario contar con algunas herramientas básicas: Llave inglesa, llave fija, cepillo, brocha y escoba de alambre. En caso de que la tara sea cambiar válvulas o arreglar boquillas necesitaremos boquillas inyectoras de gasoil (siempre y cuando la caldera funcione a gasóleo) y electrodos de encendido; con estos materiales pondremos manos a la obra. El primer paso de toda reparación de caldera consiste en limpiar los filtros por donde pasa el combustible, en este caso, el gasóleo, esta tarea se ejecuta para evitar que se atoren las impurezas con frecuencia; seguiremos el recorrido de la tubería del gasoil desde el depósito hasta el quemador. Limpiaremos también el prefiltro, el filtro de línea y el de la bomba, si es que posee uno; algunos filtro cuentan con un separador de agua, también lo higienizaremos.

mantener una calderaEl mantenimiento debe realizarlo
personal capacitado

En un recipiente pondremos gasóleo limpio y con una brocha frotaremos la maya de los filtros para eliminar las partículas adheridas y hacer que el mantenimiento de calderas sea más eficiente; extraeremos el quemador desatornillándolo y lo limpiaremos con una brocha; si tenemos una aspiradora el trabajo será aún más rápido y podremos eliminar la suciedad estancada en los huecos. Seguiremos desmontando y limpiando las piezas del quemador una por una, siempre fijándonos en donde colocamos los tornillos de lo contrario nos será imposible volver a colocar todo en su lugar. Una vez que vemos la boquilla inyectora y los electrodos, los higienizaremos con cuidado, hacemos hincapié en el cuidado ya que estos componentes son muy frágiles y se desgastan mucho con el uso y es por eso que debe cambiarse luego de un lapso de tiempo; s fácil saber cuando están gastados ya que cuando esto ocurre, nos cuesta encender la caldera más de lo habitual. Limpiaremos también el fondo del quemador, es allí en donde se aloja la fotocélula que detecta la presencia de la llama; para finalizar, daremos una pasada final con las aspiradora a los componentes y el mantenimiento de caldera se ha completado.

Calderas industriales: Consejos y pautas de mantenimiento

El mantenimiento de calderas cambia si hacemos referencia a un artefacto industrial, es que aquí estamos trabajando ya con dispositivos que suelen ser más peligrosos y debe tomarse medidas preventivas para evitar accidentes. El área que rodea a la caldera debe siempre permanecer libre de polvo y desperdicios, bajo ninguna circunstancia se deben almacenar materiales combustibles cerca de ella, los derrames que se produzcan cerca de la instalación deben limpiarse de inmediato; se debe verificar la relación de aire-combustible, la condición del tiro y la llama para asegurarnos de que ésta no sea demasiado alta ni eche humo. Los operadores encargados del mantenimiento de calderas industriales deben cerciorarse de que el sistema de combustible, incluyendo las válvulas, tanques y tuberías estén funcionando adecuadamente y sin fugas, también deben verificar los sistemas de ventilación y mantenerlos seguros para evitar que los gases, producto de la combustión, no se acumulen en los lugares de trabajo. Solo aquellos que están capacitados pueden llevar a cabo este trabajo, deben inspeccionar las calderas con frecuencia y conocer al pie de la letra el manual de operación como las instrucciones del fabricante.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }