sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Servicios

Inicio

 
 
 
 

Reparación de calderas: Consejos útiles

Existen ciertos electrodomésticos del hogar que pueden resultar imprescindibles para nuestro estilo de vida, y por eso cuando alguno de ellos se rompe nuestro mundo queda completamente traumatizado. Dentro de la gama de artefactos imprescindibles encontramos a las calderas de calefacción, éstas son las encargadas de proporcionarnos una agradable temperatura durante los meses fríos del año y sin ellas padeceríamos las inclemencias del tiempo de forma muy cruel.

 
Es muy común que una caldera vieja sufra de ciertos desperfectos ya que actualmente los equipos más modernos poseen una extensa vida útil y una rotura en ellos es casi imposible de visualizar; de todas formas es necesario que tengamos conocimientos básicos sobre la reparación de calderas. A continuación, en este documento, haremos referencia de cómo reparar ciertas averías que estos electrodomésticos suelen sufrir, diferenciando, por supuesto, los diferentes tipos de calderas.

Calderas de gas: reparación y mantenimiento

reparacion de calderaLa reparación de calderas no es similar a ninguna otra, excepto que estemos haciendo referencia a un funcionamiento compartido; con esto queremos decir que reparar una caldera de gas no es una tarea parecida a la de reparar una que funcione a gasóleo o por medio de energía solar. Tener un calentador de gas en nuestra casa supone más de una ventaja pero también requiere de un debido mantenimiento y control si queremos que éste funcione de manera adecuada y extienda un poco más su vida útil. Para aquellas personas que hayan adquirido una caldera mural a gas con conexión horizontal, se recomienda siempre limpiar los componentes para evitar accidentes o sustos y para evitar tener que llamar al servicio de reparación de calderas por desperfectos técnicos. Aunque muchos individuos lo ignoren, casi la totalidad de los casos de averías o roturas en artefactos electrónicos o eléctricos se debe a una mala limpieza, es por esto que los manuales de los equipos recomiendan siempre llevar a cabo una limpieza regular.

reparacion de radiadoresEn caso de que la caldera posea un problema, antes de realizar algún trabajo, es necesario cortar la tensión de red del aparato además de cerrar la llave de gas; una vez hecho esto procederemos primero a hacer una pequeña tarea de limpieza con la ayuda del manual de instrucciones, ya que dependiendo la marca y el modelo los diferentes componentes pueden estar ubicados en diferentes lugares. Los componentes que frecuentemente obligan a una reparación de caldera son: el ventilador, el quemador, los electrodos, el bloque de calor, la tapa y el panel; es muy habitual que estos se dañen si el artefacto es ya muy viejo. Con respecto al ventilador, decimos que las averías pueden producirse justamente por una falta de limpieza y de esta forma el polvo se introduce en la toma de presión diferencial provocando un daño leve; el quemador puede ser lo más complejo de arreglar; las láminas y las toberas son esenciales para una correcta combustión y, habitualmente se obstruyen por acumulación de residuos en las mismas toberas. Los electrodos pueden encontrarse desgastados, aquí ya no puede hacerse una reparación de caldera sino que se debe reemplazar los viejos por los nuevos.

El circuito de los radiadores

Otro de los componentes que obligan casi siempre a efectuar una reparación de calderas es el circuito de radiadores; los casos frecuentes se relacionan con las pérdidas de agua, para darnos cuenta de que realmente exista debemos utilizar un paño seco para investigar. Si el radiador no se purga puede provocar averías en un futuro no muy lejano, por ende esta tarea de mantenimiento es más que necesaria; purgar significa extraer el aire que se haya acumulado dentro del radiador para evitar luego que esta acumulación dañe las estructuras conllevando a una inevitable reparación de caldera por parte de profesionales. Para llevar a cabo el proceso de purgación, abriremos la llave de cada calefactor mientras sostenemos un vaso bajo ella, oiremos salir el aire y, luego, caerá agua en el recipiente. Este trabajo es necesario que se realice una vez al año, en especial si la caldera no se ha utilizado durante un largo período de tiempo; cada 5 años se deben cambiar los tubos del circuito y así obtendremos un mayor rendimiento.

 

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }