sistemas de calefaccion
Requiere Adobe Flash Player.
 
 

Inicio

 
 
 
 

Sistemas de calefacción

Todos los hogares necesitan resguardarse del frío, en especial aquellos que están situados en regiones en donde las temperaturas suelen ser extremas; los sistemas de calefacción es la única alternativa que tenemos para contrarrestar los crudos inviernos, pero antes de optar por uno son muchos los factores que debemos tener en cuenta y así invertir correctamente en un calefactor que pueda satisfacer nuestras necesidades.

 
La factura de calefacción es uno de los principales inconvenientes que preocupa a los individuos cuando se debe elegir un sistema de calefacción, es que climatizar una vivienda representa más de la mitad del consumo energético total de la casa en los meses más fríos. Es por eso que hacemos énfasis cuando decimos que la calefacción elegida debe ser barata pero al mismo tiempo debe brindarnos la posibilidad de combatir el frío. El tipo de vivienda, el sitio en donde ésta se sitúa, y la conciencia ecológica es lo que orientará nuestra selección.

Como elegir el sistema de calefacción adecuado

sistemas de calefaccionLos sistemas de calefacción son muy diversos y elegir el adecuado no es siempre tarea fácil, antes de comprar uno de las múltiples alternativas que el mercado nos ofrece es necesario que determinemos primero las necesidades de calefacción de nuestra vivienda. Antes que nada debemos prestar atención a la zona climática en donde habitamos, si se trata de una zona muy fría con frecuentes heladas, se debe comprar un calefactor que sea capaz de mantener la temperatura constante; sin embargo, en donde el invierno es más cálido, los sistemas de calefacción más sencillos bastarán. Las características de la estancia son también relevantes como la cantidad de miembros que tenemos en nuestra familia; debemos conocer la superficie exacta a calentar y prever el espacio con el que contamos para la instalación del o los artefactos como también determinar si necesitaremos un suministro de agua caliente. Además tenemos que señalar que no todas las casas cuentan con las mismas posibilidades técnicas para realizar las obras que conlleva un sistema determinado y por ende acondicionar el hogar para llevarla a cabo puede aumentar considerablemente el costo. Si ya contamos con sistemas de calefacción eléctricos entonces podemos optar por la tarifa nocturna instalando acumuladores de calor, de esta forma nos ahorraríamos hasta un 50% en el consumo de energía.

Tipos de sistemas disponibles

sistema de caledera para calefaccionarDentro de todos los sistemas de calefacción, el más popular es la caldera a base de radiadores de agua; el suelo radiante, por su parte se ha expandido en gran forma pero todavía no se considera una alternativa “accesible” ya que implica gastos de obra y equipos. Dentro de la primera opción, contamos con tres tipos diferentes de calderas: a gas, a gas propano y a gasóleo; la primera es la más utilizada en ciudades mientras que en los pequeños pueblos se opta por el gas propano y el gasóleo, esto se debe a que los suministros de gas natural no alcanzan la zona. El gas propano cuenta como ventaja que posee una potencia calorífica superior a la del gas natural, se puede almacenar en el exterior en recipientes como botellas o en depósitos individuales (tanques). Los sistemas de calefacción por caldera a gas son los más baratos y rápidos, ¿Qué queremos decir con esto?, sencillamente que climatizar una superficie de, por ejemplo, 90 metros se logra mucho más rápido que utilizando otro tipo de calefactor.

Los radiadores son también muy populares, los más demandados son los confeccionados en aluminio debido a que transmiten de forma más eficiente el calor y se calientan más rápidamente que los hechos de hierro fundido; su desventaja radica en cuando éste se apaga, la habitación se enfría mucho antes, alrededor de 10 minutos. Por último debemos nombra uno de los sistemas de calefacción más novedosos, el suelo radiante; éste es uno de los más confortables pero está diseñado para climatizar sólo algunas viviendas. Éste consiste en una instalación de calefactores bajo el suelo que expande el calor de forma uniforme por toda la estancia; el calor se propaga subiendo de manera que conseguimos que el mismo sea más fuerte en los pies que en la cabeza y es allí como se logra el confort, evitando los típicos dolores de cabeza que los otros calefactores suelen provocar.

 
 
  {(C) www.sistemascalefaccion.com } { Prohibida su preproducción total o parcial sin permiso previo por parte de los autores } { Ventas }